COLOR GRADING

Muchas veces es necesario retocar ciertas cosas en un film que conllevan movimiento. Es una labor habitual tener que retocar caras, objetos, vehículos y todo tipo de elementos móviles que por cuestiones, ya sean estéticas o requisitos del guión, se hacen en post producción.

En este caso el rostro del personaje debe quedar más pálido al igual que sus manos, ya que el personaje se describe así.

Este es un ejemplo de dos fotogramas que ya están etalonados pero que precisaba de dicho matiz añadido al rostro y mano.

Imagen del Cortometraje “El Hombre del Tren” de Alberto Campón.

etalonaje
Arriba sin retocar. Abajo, retocado.

TRATADO PARTIENDO DE LA DESATURACIÓN

Trabajando en el etalonaje del nuevo cortometraje de Alberto Campón, “El Hombre del Tren”, donde se ha tratado el color partiendo de una fotografía bastante desaturada. La idea era llevarlo a tonalidades frías que den la atmósfera de invierno que muestra la película.

También se ha tratado el blanco, que prima en cada plano debido a sus extraños e inquietantes personajes. Desaturar, descontrastar, y ecualizar luces ha sido necesario para dar con el resultado óptimo.

color-2
Arriba fotografía original, abajo etalonado.

La importancia de los detalles.

Este es de nuevo un ejemplo de corrección de color y etalonaje (llevando el matiz a tonos cálidos).

original-etalonado
Arriba original, abajo tratado.

Pero en este otro ejemplo lo que se a tratado es el color de la puerta, que de alguna forma se hacía protagonista en el plano, y era necesario apaciguar la dureza del marrón para que quedase en un segundo plano. Es un detalle muy sutil, pero que realmente afecta a nuestra atención de una manera incosciente.

puerta
Arriba color intenso, abajo desaturado.

No siempre se trata de matices, sino de detalles que hay que cuidar en cada plano.

 

La Interpolación

Los televisores de ahora cuentan con una gran tecnología, pero en cuanto a la calidad de imagen dejan mucho que desear. El marketing hacen creer a los neófitos que todo es mucho mejor, y que cuanto más grande mejor se ve, pero en realidad cuanto más grande es la tele, peor reproducirá un contenido que “no es tan grande”. Pero lejos de esto existe un problema mucho más preocupante para el etalonaje y la fotografía en general, se trata de La Interpolación, que es un mecanismo mediante el cual los dispositivos simulan una tasa de 48fps calculando y creando los posibles frames que irían ubicados entre dos fotogramas reales en una reproducción a 24fps. Y cabe destacar también la desvirtualización de la luz, dejándola en un tono más lavado, y frío.

El sindicato de directores norteamericanos se dirige a sus afiliados y recoge el testigo de anteriores voces como la de Rian Johnson o la realizadora y directora de fotografía de Reed Morano, que ya organizó una campaña en Change.org al respecto hace cuatro años.

“Queridos compañeros directores.

Muchos de vosotros habéis visto vuestro trabajo aparecer en las pantallas de televisión con un aspecto diferente al que tenía cuando lo finalizasteis. Las televisiones modernas tienen capacidades técnicas extraordinarias, y es importante que aprovechemos esas tecnologías para asegurarnos de que los espectadores vean en sus casas nuestro trabajo presentado del modo más próximo posible a nuestras intenciones creativas originales. Llegados a este punto, Christopher Nolan y Paul Thomas Anderson han contactado, a través del estudio UHD Alliance, con los fabricantes de televisión. Iniciando un diálogo con los propios fabricantes esperamos dar a los directores voz en lo que respecta a cómo los estándares técnicos de nuestro trabajo pueden mantenerse en los hogares. La breve encuesta de este email es el primer paso para demostrar a los fabricantes lo mucho que nos preocupa la presentación de nuestro trabajo, y para ofrecer algunas indicaciones sobre las mayores causas comunes de nuestras preocupaciones.

Gracias por vuestro tiempo para completar y enviarnos la encuesta, creemos que hay una posibilidad real de intentar mejorar la situación.

Fuente ESPINOF

LA NOCHE AMERICANA SIN GELATINAS

A día de hoy no es necesario rodar en plena noche lugares donde no se vaya a ver el cielo estrellado. Si se va a rodar en un exterior donde la luz es exclusivamente de Luna o de farolas en la calle, se puede rodar con luz clara o natural y tratarlo en post producción, sin necesidad tampoco del llamado plano de “noche americana”, donde se utilizaba la gelatina Blue para hacer el efecto de luz fría de la noche.

Este es un ejemplo de un patio a las cuatro de la tarde de un mes de Agosto, luz plenamente natural tratada de manera que parezca de noche.

Muestra-noche-etalonaje

EL GRANO EN INTERNET

dropper-etalonaje

Desde que se empezó a filmar en digital y a exhibir los trabajos en plataformas como You Tube o Vimeo, el grano que tan bien quedaba en pantalla integrando todos los elementos y dando un look de celuloide, se ha ido al traste con las compresiones automáticas de dichas plataformas.

Es cierto que Vimeo cuida más la subida del vídeo, pero no deja de tener que procesar la imagen, y es entonces cuando el grano, la lluvia, y el humo se convierten en un problema para ellos, estos tres elementos son principalmente el motivo de la pixelización de la imagen.

Es cierto que el poder subir videos en 4k, y el avance que esto ha supuesto para los desarrolladores de compresores de vídeo, ha hecho que cada vez este problema quede un poquito más atrás, pero si mezclamos los tres elementos mencionados en un ambiente oscuro, el problema se duplica y es motivo de tomar decisiones al filmar.

El tema del grano por lo general se realiza en postproducción, ya que los sistemas de rodaje digitales mantienen una imagen limpia, que tan solo trabajando con el ISO se podrá forzar a conseguir. Pero lo cierto es que se suele añadir a posteriori, y esto da lugar a tener una versión para cines, y otra para internet, esta última sin grano para no encontrarnos con el problema.

El grano integra los elementos y hace incluso que lo que está hecho de atrezzo quede real, y con esto me refiero sobre todo a temas de piedras, fachadas y demás detalles que sin el grano, quedan al descubierto.

Hay algunas películas antiguas que al pasarse a alta definición quedaron expuestos sus trabajos de arte, y las rocas que caen de la montaña a punto de sepultar al prota quedan en ridículo viéndose claramente que están hechas de “cartón piedra”.

Quiero dejar un vídeo donde un tipo se dedicó a subir un video a YouTube, descargarlo y volverlo a subir hasta mil vexes demostrando así la perdida de calidad que esta plataforma genera, y con esto demostrar que existe, y que tal vez con el tiempo se solucione, pero por ahora es lo que hay.

 

La monotonía del color en el corto.

Desde hace ya unos años, cuando el formato 4K se hizo asequible y los cortometrajistas tuvieron acceso a ello, se denotó una fuerte tendencia a dejar casi por defecto el color con el que las cámaras grababan. Se corregían un poco los colores para igualarlos, y poco más, dando lugar a una tendencia de “imagen limpia” que en mi opinión se torna aburrida.

El look de cine es hoy en día un look muy minimalista, sin grano, sin exposiciones arriesgadas ni colores que resalten la historia que se quiere contar. El celuloide se entierra para no dejar ni un atisbo de él, y eso es muy triste, es como si ya no hubiera rock, jazz, trip hop… tan solo pop.

image_32692

Con Davinci Resolve muchos editores se han limitado a poner un LUT de cine por defecto, dejando casi todos los trabajos estandarizados y sin look que lucir. Dentro de los casi 700 cortos que veo al año debido a mi condición de seleccionador en un festival nacional, puedo hacer un compendio de etalonajes trabajados y meros LUTS que se aplican sin más, y que dan como resultado una lista de cortometrajes idénticos en color y tratado… Y tan solo los arriesgados, los directores que saben que look quieren desde el principio, son los que consiguen destacar.

Es importante dar a la película un look que destaque, un aspecto que vaya acorde con lo que se quiera contar… por ejemplo Aronofsky utilizó en PI (Fe en el caos) un grano muy duro que contrastaba con un B&N en ocasiones quemado para describir una historia irritante y desesperante dentro de una atmósfera de iguales tintes.

adaptive-images

Como Aronofsky, existen directores que saben que tipo de textura quieren, y huyen de la impoluta imagen plana que tan de moda (tal vez por ignorancia o por dejadez) se ha puesto en estos últimos años.

El cine es arriesgarse, es libertad de expresión y libertad de escribir sobre el papel que a uno mejor le parezca, no dejes que el patrón de las modas y protocolos inventados limiten tu idea y se quede entre el montón. Dale vida a tu trabajo, dale un look que te guste a ti, y a nadie más que a ti.